29.12.11

VIERNES 30: PRESENTACIÓN DE “CUADERNO DE CENIZA” DE DARWIN BEDOYA


El grupo editorial “Hijos de la lluvia” se complace en presentar el libro Cuaderno de ceniza del poeta Darwin Bedoya. Este evento se realizará el día 30 de diciembre de 2011 en el Café Pub “Las bragas de Marilia” (Jr. Tarapacá Nº 212, Continuación de la Av. Tacna) de la ciudad de Juliaca - Perú a las 7: 30 pm.

Presentan:

Walter L. Bedregal Paz
Eulogio Ramos

Sobre el libro:

Cuaderno de ceniza tiene en sus páginas la carga de un cántico universal, el de las conmemoraciones eternas. Bedoya no está libre de ese sentir generado al convertir en palabras la atmósfera de enigma que se respira al contemplar las huellas de la ceniza sobre la vida. Si tiembla el vértigo de las cosas en el verso, no hace falta retorcerlo para que cante: es entonces cuando leemos a un autor que, más que estallar la conmemoración para verle el contenido, se encuentra con los trozos ya separados, esparcidos y emprende la reconstrucción desde un asombro original, originario, con serenidad absoluta e implacable despojamiento ante el desconcierto.

Así, la captación de lo inasible se desentiende de la lógica exterior del mundo para abrir el pasadizo de la poesía. Esa lógica que va erigiendo interrogantes como ¿hacia qué extremo quiere oscilar ese péndulo de las tendencias que necesita separarse de sus evidentes cansancios y agotamientos? Bedoya señala las líneas de fuga que observa a su alrededor: un mayor calado simbólico-estético (línea de ahondamiento asumida explícitamente por la poesía actual) y un cierto estremecimiento abstruso, que ya ha producido libros espléndidos en otras latitudes del mundo.

En Cuaderno de ceniza se pretende conservar la mesura adquirida que otorga y requiere este tipo de poesía donde se va levantando el amor de las cosas que quedan cuando entendemos que es lo efímero lo que nos sobrevive. Hay, pues, en este Cuaderno de ceniza, trabajo definido y trascendida a la más seria reflexión. No aventura, quizá cierta experimentación, cierta exploración: la realidad —el destino humano identificado en cada instante— es lo suficientemente rigurosa y perentoria como para que le sea consagrada toda una obra poética, es decir todo un vivir poético a través de los huesos y la ceniza.

Creo que el autor, con una voz cuya sabiduría y dominio del lenguaje nos muestra la profundidad de sus intuiciones, otra vez nos conduce a sentir la intensidad lírica que hace de estos versos la posibilidad de volver a creer en la poesía. Quien tenga dudas del futuro de la nueva poesía de este lado del mundo, que abra este Cuaderno… y conozca la profunda reafirmación de una estética poseedora de revelaciones y cantares que nos hacen palpar los sentimientos, aquellos que nos acompañan y a la vez nos permiten reconocernos, en tanto presumimos que aún estamos con vida.
Walter L. Bedregal Paz

27.12.11

VÍCTOR RUIZ VELAZCO GANA EL PREMIO NACIONAL DE CREACIÓN LITERARIA “JOSÉ WATANABE VARAS”


El Centro Cultural Peruano Japonés informa que:

El jurado del Premio Nacional de Creación Literaria “José Watanabe Varas” 2011, modalidad de Poesía, convocado por la Asociación Peruano Japonesa, decidió otorgar el premio a Víctor Humberto Ruiz Velazco por el libro Fantasmas esenciales, presentado bajo el seudónimo “Lorenzo Lobo Antonio”.

Asimismo, el jurado conformado por Marco Martos Carrera, Hildebrando Pérez Grande y Camilo Fernández Cozman decidió otorgar menciones honrosas a los siguientes trabajos: Diálogos de los silencios (Alejandro Mautino Guillén, seudónimo: Ouroborus), Todo está escrito en los afluentes (seudónimo: Igitur) y Rumores de un arpa retorciéndose en la hoguera (Roy Alfonso Vega Jácome, seudónimo: Radulescu Ximénez).

El ganador del concurso recibirá como premio la suma de US$ 2,000 (dos mil dólares americanos) en efectivo, y la publicación de su libro a cargo de la Asociación Peruano Japonesa. Un total de 124 poemarios se presentaron a este concurso, que cada año busca alentar y premiar la creación literaria en nuestro país, en los géneros de poesía y cuento, así como descubrir nuevos escritores y difundir su obra.

Sobre el concurso

Desde el 2007 el concurso lleva el nombre de José Watanabe Varas en homenaje al reconocido poeta peruano, quien fuera uno de los principales gestores de la creación de este certamen, que lleva realizadas 14 convocatorias, siete de cuento y siete de poesía.

En poesía han sido ganadores Carlos López Degregori (El amor rudimentario), Mariela Dreyfus (Placer fantasma), Jaime Urco (Poca luz en el bar y otros poemas), Adrián Arias (Sueños y paranoias), Eduardo Félix Pucho Verdura (Nargova & Zorgona) y Carlos Orellana (Soñar de ciegos). En cuento, Catalina Lohman (De agua y de tierra), José Del Giudice (La iniciación y otros cuentos), José Alberto Bravo de Rueda (El hombre de la máscara y otros cuentos), Pilar Dughi (Aves de noche), Alberto Cuadros Román (Los pasos oscuros), Miguel Ildefonso (El paso) y Miguel Ruiz Effio (Un nombre distinto).

El próximo año está prevista la convocatoria en el género de cuento, cuyas bases se publicarán a partir de junio de 2012.

26.12.11

NI BREVIARIOS NI PUTRIDISTAS (PRIMERA PARTE)


Por Luis Ormachea
1

Entre Langston Hughes y César Vallejo, que no lograron conocerse en vida, negro e indio, y lectores mutuos, no es difícil encontrar una enorme cantidad de felices similitudes. Ambos han denunciado a través del espíritu y la forma de sus escritos la inmovilidad perversa de toda sociedad cuando ha sido secuestrada a favor de una práctica de autolaceración sistemática que instrumentaliza hasta lo vano e impune a la persona humana, han devuelto el ejercicio poético a la constitución biológica y pensante de la cual ese ejercicio proviene, impulsando sus hallazgos hacia el reconocimiento, celebratorio pero equilibrado, dolido o desgarrador pero siempre comprometido y militante, de nuestras posibilidades como especie entre todas triunfante, y ambos han optado por el destierro, y sitrazados por su época intentaron hallar en el oráculo parisiense, en el oráculo europeo, integralidad o licencia para ejercer una ciudadanía sin persecuciones, no han sido, como otros, despedazados entre los engranajes de la insensatez que termina por definir al destierro, intelectual o geográfico, como retorno; ambos han reivindicado su derecho inalienable a ser autores y orientadores del mundo que por ellos nos pertenece y que esa insensatez asentada sobre el eco del antiguo contacto continental intenta a todos usurpar; y han conservado sus necesarias, irrevocables, indispensables particularidades culturales, pero esencialmente solidarias en cuanto idénticas respecto a la bestia primordial gracias a cuyo heroísmo inteligente existen, las han transformado, las han alimentado y las han hecho vivir.

Tal vez, sin embargo, todo lo dicho nos hace entrever más al Vallejo universal que al Hughes acallado por el carácter oficialista y unidimensional de la academia estadounidense, sobreentendido por la pereza beat de los creadores que de él nutrieron sus palabras, empolvado en virtud de su aparente lejanía cronológica; tal vez, entre ellos dos lo que hace a Vallejo sobrevivir con mayor corporeidad es la presencia actuante de un futuro reconciliado en sus palabras, la enérgica invocación que alude a lo mejor que en nosotros conservamos de aquél anterior antepasado por cuyo mérito aun, y felizmente, no hemos sido capaces de, si obedientes al delirio de una lógica fundada en el avasallamiento que terminaría por digerir nuestro entorno y a nosotros en él, arrastrarnos con voluntad suicida hacia la consagración de esa insensatez que persiste en el error histórico; es necesario recordar también que la literatura como testimonio vital, y si honesto, ya de por sí constituye materia y acto de transformación, posee desde ya el germen de la revocación, del encaminamiento, de la creación.

Y, aunque para los fines de este artículo se mencione solamente a ellos dos: Vallejo y Hughes, ese rasgo vinculante que los une —el ser humano como complejo límite de la realidad en constante desarrollo y perfeccionamiento—, podría llevarnos a las palabras, a los hechos de otros miles de maestros que apuntalan el gesto de la más sonriente certeza, capítulos de un esforzado historiamiento en el cual la timidez intelectual, la afligida actitud del verdaderismo involucionista no tendrían ninguna posibilidad de imponernos sus mediocres adjetivos.

2

Que la coincidencia de la pubertad con el reconocimiento de la fe sea común a todo grupo humano organizado al derredor de la tierra y su trabajo e, incluso, su proyección urbana, no requiere mayores argumentos, lo que ahora nos interesa es la mención individual y cuestionadora que Hughes hará más tarde acerca de ella, y que pondría en duda aún su necesaria inclusión entre los suyos: pero no como rechazo a la negritud, ni siquiera a esa militancia pacifista que muchas veces detuvo el progreso propio de las comunidades negras estadounidenses, y americanas en general, en el camino hacia la liberación todavía inconclusa; no, el carácter universal, universalizante, del testimonio sobre el que intentaremos reflexionar consiste en la desintegración de esa ceremonia devocional, el bautismo, que habría de marcarlo, y que, por otro lado, tampoco lo hace reaccionar orientándose al dios atávico de los tiempos de la libertad —arrancada varios siglos atrás y a un océano y a un idioma, el que se impuso por económica imprescindibilidad, de distancia—, para encontrar personalidad moral a quien Hughes conceda verdad u ofrezca compromiso.

Hughes era un niño consciente de su época, no lo tendríamos entre nosotros si esta condición espiritual le hubiese sido ausente, pero no es sólo al niño sino al hombre, terminado y total, a quien ahora celebramos, hombre que existe en simultaneidad con todos quienes lleguen a conocerle, a apropiarse de la voz de su palabra; esta última aclaración se hace necesaria porque nos aproxima a la demostración del hecho por el cual toda literatura, si, como antes dijimos, es testimonio honesto y vital, por creador, ostenta la furiosa, feliz capacidad de ampliar los límites del tiempo en que lo humano se desenvuelve.

Porque es un rito cantado aquel que Hughes describe en El inmenso mar de su autobiografía. Los niños están vestidos de acuerdo al rigor de la ceremonia, las voces cromáticas de los congregantes y la emoción del pastor los guiarán hacia la vida adulta que en ese momento empieza, bendecida por la gracia del dios cristiano a quien esos niños deberán haber visto para ser admitidos como adultos en el seno de la comunidad, y en función del acto religioso. Rito que no excedía la apariencia del requisito burocrático —la burocracia de hoy no es sino una mutación heredera del antiguo canon teocrático que fundara nuestra convivencia sedentaria, sean los que sean esos dioses a quienes ella ahora sirva como mediadora, sea cualquiera de los dos extremos del esquema comunicacional, y en el que todo rito consiste, el objeto de la veneración; el cazador humano ante la presa, y a la luz del sacrificio, se ejerce como liberador, posee poder sobre la vida, aún en razón de una supervivencia a la que no puede renunciar, a la que está sometido—: una ceremonia de desplazamientos, un pastor intermediador que encabeza la escena con generoso entusiasmo, una comunidad cantora delante de la cual guarda silencio el conjunto de esos niños que están llamados a ver su bautismo, una profusión de atuendos tan instrumentales como sólo las voces y la fidelidad del músico organista; esa mañana, los lazos impostergables que a todos conminan esa mañana y, quizás por ellos: específicos y delimitantes, la injuriada ferocidad del tiempo; y ese ámbito de atracción gravitacional donde el pastor ejerce como mensajero e intérprete de la divinidad, al que esos niños podrán, tendrán que migrar una vez hayan reconocido el milagro de la revelación.

Posee la literatura una extraña facultad de, al ocuparse de la realidad para exponerla y transformarla, otorgar a sus escenarios poderío excluyente en relación tanto al tiempo como al espacio en que esos escenarios existen instituyéndolos como totalidad en la consciencia humana. Así, incluso la naturaleza terrenalísima de las palabras ha sido sometida a los escenarios de completa perplejidad ritual que Hughes describe: el verbo —ver— que el pastor invoca y del que usa como herramienta central ha opacado al resto de la andanada semántica, y el ritual que esta sostiene se ha transfigurado en un éxtasis de compromiso que sólo la acción invisible e inmóvil y restringida a los hechos de la afirmación cristiana, de la representación (y que en vorágine comienza a devorar a los presentes: el canto, las palabras que han dejado de ser palabras, la novedad de la carne que será asimilada a la tradición, la libertad, el permitido paroxismo de la nueva fe) será capaz de explicar.

Ser como Langston, un niño consciente, habría implicado en esos tiempos, como en los de hoy, estar absolutamente des-informado, desligado, desasido con respecto a los rituales conminatorios para preguntarse y explorar con legitimidad, para ofrecerse a sí mismo una respuesta poseedora de alguna mínima verosimilitud; y fue, creemos, la cicatriz del desarraigo lo que hizo a Langston despertar y mirar honestamente aquello que lo rodeaba, lo sentimos al viajar entre las páginas de la autobiografía que pronto comenzará a escribir: Hughes no apela al murmullo oblicuo, Hughes no encarna al delator cómplice de los esclavistas, Hughes no cae en el facilismo idiota y de plato bajo de la procacidad, hay en sus palabras una frescura universal que se apodera del lector como actor de permanencia y actualidad humana, y que al hacerlo reivindica, vivificándola con su respiración, su aliento, su propia actuación.

Primero uno, después otro, todos los niños han visto, y han dado el paso al frente que el ritual requiere para hacerse eficaz herramienta de socialización, algunos pocos han dudado durante unos minutos pero han terminado por hacer lo que la comunidad exigía que ellos hicieran, hasta que sólo permanecen inmóviles Langston y otro niño cuyo nombre ya no llegaremos a conocer, y el tiempo, imparcial, implacable, irrumpe sobre los reunidos con urgencia, las voces de las cantantes se elevan con redoblado fervor, el pastor implora al dios a quien sirve con llorosa humildad, el organista está envejeciendo más que nunca, lo que eran minutos se ha convertido en horas, la necesaria distancia ha sido abolida y Langston y el niño último que lo acompaña sienten el aliento sacrificado de ese pastor bueno que lo único que espera de ellos es que asuman sus papeles de hombre en la representación consagratoria de sus ciudadanías.

23.12.11

“CORTOMETRAJE” DE YURI VÁSQUEZ POR ELTON HONORES


Elton Honores
Universidad San Ignacio de Loyola

Cortometraje (2010) de Yuri Vásquez (Arequipa, 1963) es uno de los libros de cuentos más importantes publicado en el nuevo milenio. No es extraño que buenos narradores permanezcan aún en el desconocimiento público; no lo es, sin embargo, que el circuito de la crítica limeña les preste tan poca atención a casos como el de Yuri, salvo excepciones (Ricardo González Vigil, José Donayre) o en su defecto, sea incapaz de procesar la enorme y saludable producción tanto de provincias como incluso la de Lima que se aleja de los tópicos dominantes (que huelen ya a viejo) o que les preste más atención a escritores de dudosa calidad o aún en proceso de consolidar un proyecto narrativo sólido. El caso de Yuri Vásquez es modélico en ese sentido. Ganador del Premio Copé de cuento del año 1994, Vásquez corría el riesgo de convertirse en acaso uno de los varios ganadores de importantes concursos con un solo cuento, que tiempo después desaparecen de la escena. Con Cortometraje, Yuri Vásquez termina por saldar una deuda con los lectores de sus libros inéditos, anunciados ya desde hace más de 15 años.

Con ecos cortazarianos en “Pithecántropus Erectus (o La tribu de los Ichipawa)”, cuento con el que se abre el libro, el lector es consciente que se encuentra frente a un narrador que domina el oficio, con una prosa que fluye naturalmente como las improvisaciones propias del jazz, o mejor aún, con el hálito de vida que requiere la ficción para hacerse creíble, sorprendente, misteriosa, insólita, fantástica. El cuento es también clave porque propone una de las tensiones del libro: la civilización/ barbarie, con todas las implicancias posibles de concebir. Verbigracia: en este cuento asistimos a una violencia bárbara ritual enfrentada a la vida anodina y mediocre de la ciudad. La doble vida de los personajes que fuera del espacio familiar, de la casa, asumen otros roles (¿sobrevivencia? ¿Perpetuación de hábitos y costumbres primigenias, innatas? ¿Refracción de la violencia política real?). Esta doble vida familiar de los padres se verá enfrentada a la inocencia de su único hijo, ignorante de las violentas prácticas de sus padres. En “Canto de lucha haitiana”, cuento con el que se cierra el libro, en un juego metatextual con el primer cuento, asistimos a las tensiones del propio hacedor de ficciones que se ve enfrentado en la representación de la pura violencia o en el imperativo moral de dar una solución moral al inocente personaje del hijo. Porque escribir es también asumir un compromiso, un matrimonio (como señalaba Reynoso en los 70). No estoy seguro si exclusivamente con la realidad (lo que derivó en cierta literatura usada como plataforma para resolver imaginariamente problemas reales del Perú), pero sí quizás con lo que entendemos por “humanidad” en sentido amplio y menos localista de la palabra, además del compromiso con su propio universo de ficción.

Me siento tentado a hacer una recensión más extensa del libro, pero prefiero que el propio lector descubra este magnífico libro. Agregare simplemente que una imagen recorre inconscientemente el libro: el matrimonio como apertura o instauración de otra realidad, es decir, varios de sus personajes se encuentran en ese nuevo estado o próximos a éste, que desestructura su vida anterior, más aún con la aparición del nuevo ser, o de amores extraños. De estilo cinematográfico, el libro juega con otras posibilidades como el relato policial, lo onírico, lo insólito y sobre todo lo fantástico. No dudo en decir que nos encontramos frente a un libro redondo, una absoluta obra maestra de la narrativa peruana contemporánea.

Yuri Vásquez. Cortometraje.
Arequipa: Cascahuesos, 2010. 116 pp.


* Tomado del blog Iluminaciones de EH.

21.12.11

MUSSÓ Y LAS LUCES LITERALES QUE NO LO QUIEREN SER (PRIMERA PARTE)


Por Wilfrido H. Corral

El homenaje de un escritor a otro, como el de la literatura en la literatura, tiene una larga tradición, de romper la tradición. Con Oscurana Luis Carlos Mussó muestra lo que no hay que hacer para que esos guiños, calcos y alusiones puedan degenerar en copias o plagios pobres, así que la palabra clave para poner en perspectiva la abundancia de esos esfuerzos hoy es “escritor”. Mussó lo es con creces, sobre todo porque es un poeta que también está bregando en su novela con un autor canónico de su país, Pablo Palacio, que, hasta Oscurana, había sido venerado con un respeto del cual se hubiera burlado el paradigma. Por esa razón las venias e imitaciones de otros escritores no han sido tan abiertas, paradójicamente haciendo que su intención de sutileza sea demasiado evidente. Muy consciente de esas fallas, Mussó atenta contra el maestro, con claroscuros semánticos y conceptuales, tergiversando los del cuento “Luz lateral”, de los años veinte. Desde esa antesala no hace otra cosa que complicar más su homenaje, mezclando ficción e historia, lo cual parecería de rigor para su generación. Pero en este caso ese molde se rompe, y diferente de otras estratagemas similares, no se le pide a los lectores que armen un rompecabezas, porque la narración de Mussó deja claro que la Historia de Palacio ha sido escrita hasta la saciedad, u oscuridad.

El autor sabe muy bien, como evidencia Oscurana, que aquella historia incluye el peso del pasado empírico, visto principalmente desde la crítica sobre el maestro, la reiterativa y la novedosa; y aunque no le preste mucha atención a ella, aquí funciona como faros que despliegan una luz que nunca llega a iluminar del todo. Es más, Mussó tiene que lidiar con la carga o angustia de influencia de su propia generación. Si no le preocupa mucho cotejar su escritura con algunos posmodernismos del momento, tampoco quiere ceder a una gran obsesión de buena parte de sus coetáneos latinoamericanos: la lucha entre escribir una “autobiograficción” y una novela total, o “luminosa”, como intentó el uruguayo Mario Levrero. ¿Podré decir que este proceder se da “a todas luces”? Sí, porque estas pertenecen a Mussó por la obra que ha escrito, y se puede continuar diciendo que logra desatarse de las presiones que he mencionado para permitir valorar Oscurana por lo que es: una novela que no da ningún indicio de ser primeriza.

El hilo conductor de esta novela surge de todavía otra carga generacional cada vez más popular en este siglo: construir una biografía de un auto celebrado, que por estar tan desfamiliarizado actualmente es más un personaje literario que la persona real que existió. No debe sorprender entonces, y ahí comienzan varias complicaciones felices, que Mussó divida su novela en tres partes simétricas (siete capítulos breves para cada una), más una especie de epílogo de género fantástico, como esas vidas “normales” que tienen un principio, centro y final abierto. Esta parcelación está armada con las irradiaciones que Roland Barthes llamaba “biografemas”, neologismo suyo para referirse a “una serie de destellos de sentido que conforman algo así como ‘una historia pulverizada’ de un narrador, de un pintor, de un poeta”. Es decir, con ese ardid se intenta trazar una especie de vida de un autor a través de sus escritos. Este es un proceder desafiante, porque la mayor complicación para los biógrafos de Palacio es y seguirá siendo lo poco que se sabe a ciencia cierta sobre las experiencias personales del gran escritor lojano.

Mussó reconoce además que no se puede construir una vida a posteriori, particularmente cuando no hay los elementos ni la tradición en el Ecuador o Latinoamérica de escribir biografías literarias. Entonces se apega a lo literario, añadiendo referentes culturales actualizados, además de componer su novela con características de otros géneros. Para añadir al misterio que es Palacio, las partes de Oscurana se fragmentan para su presentación como los “misterios” del rosario católico, en principio durante tres semanas, aunque el tiempo interno de la narración ocupa varias décadas. Esa es la fórmula que ha encontrado para juntar historias especulativas, algunas factibles, para a la vez ceñir su propia originalidad. Por esta decisión la novela obviamente nos permite leer más a Mussó que a Palacio.

El “presente” de Oscurana es 1996, convertido en el presente de un Palacio que aparentemente seguía vivo en el Guayaquil donde se supone que murió. No viene al caso dar más ganchos para la trama, porque si Mussó no les pide a los lectores que la armen, como digo arriba, tampoco es la responsabilidad o papel de este texto mío revelar sus recursos, o manifestarme sobre los cruces de biografía, hagiografía, anecdotario/chisme y leyenda sobre Palacio. Mussó quiere superar a los lectores cómplices, y si el lugar físico recreado se apega al literal guayaquileño, una ambientación superior juega con los clichés sobre el mundillo de borracheras, putas, música y tristeza que no deja trabajar a nadie en el trópico, para impulsar a los trabajadores intelectuales a una eterna abulia de la cual no se arrepienten, porque por lo menos es divertida, y sólo al puritano le importa que no sea así.

Entre las líneas de ese andamiaje, en la primera parte (capítulos 1 a 7) se presenta al protagonista Alejandro Elghoul, que lleva a cabo tanta investigación sobre Palacio que termina consubstanciándose con el autor de “Luz lateral”, particularmente en sus diálogos ebrios. Desde esta parte aparece un anacronismo temporal que revela que no se está ante una experiencia mística, porque los misterios de la luz, o luminosos (días o capítulos 4 y 6) fueron sugeridos por Juan Pablo II en 2002, seis años después del presente de la narración. Pero no importa, porque cualquier gesto religioso representado no tiene nada que ver con un San Palacio, sobre todo cuando esas aventuras de Elghoul se trasladan a otros fragmentos de la novela.

Para añadir a los desencuentros y destiempos, se lee una carta de Hitler (cap.17), se habla de hallar una novela extraviada de Palacio (cap.20 en adelante, aunque ya anunciada en el 10), y se cruzan especulaciones sobre la cultura intelectual y popular estadounidense (cap.6). Estos despegues sirven para aumentar y enriquecer la cosmovisión presentada, nunca para hacerla borrosa. Varias partes, algunas narradas básicamente en segunda persona, se rigen por la dinámica de la entrevista informativa, porque no hay libros escritos, sólo pocos testigos de primera vista o fiables (no que el narrador lo sea), y en 1996 el investigador va con un medio siglo de atraso. Es más, si se fragmentara su nombre a “El ghoul”, el resultado sería una alusión bilingüe a “el morboso” o “el necrófago”, características que surgen de regiones oscuras.

Para complicar esa falsa progresión todavía más, cada capítulo está presidido por los conceptos o sensaciones expresados en los misterios del rosario. Así, por ejemplo, los martes y viernes (capítulos 2, 5; 8, 12; 15 y 19, en la progresión de las tres partes) se refieren a los tiempos de enfermedad de Palacio. La segunda parte (capítulos 8 a 14) alude a la historicidad más conocida del lojano, y para complicarla, aparte de estar narrada en tercera persona y la omnisciencia que suele acompañarla, Mussó hace que la esposa de Palacio sea requerida en amores (tema privilegiado en los escritos del marido) por un farsante. La tercera parte incluye los capítulos 15 a 21, pero como vengo diciendo, si se quiere “normalizar” el texto, vale guiarse por la adjetivación del misterio de cada día, orden que adquiere un significado mayor al relacionárselo a la vida que se conoce de Palacio.

16.12.11

4 DÍAS 4 ENTRE PÁJAROS Y ÁRBOLES: PROGRAMA


El blog Laguna Brechtiana y la revista Trafalgar Square invitan a 4 días de poemas escritos entre pájaros y árboles:

Día 17 de diciembre:

• Recepción, aclimatación y serenata en el Bosque de Ranhuailla: mates de coca, y copa de chuchuhuasi al calor de las fogatas: lecturas de poesía al desgaire.

Día 18 de diciembre:

• Desayuno con café de Sandia, caminata y safari fotográfico por la mañana en el pinar.
• A medio día pintar y escribir poemas en el muro de tocuyo en pleno bosque mientras la pachamanca florece en olores y los corderos a la brasa brillan.
• Por la tarde música campesina con pampa piano.

Día 19 de diciembre:

• Desayuno sin diamantes y con resaca y salida hacia Urubamba por el camino de San Salvador. La fiesta con orquesta y cacharpari la ofrecen Yoyo Manrique y Raúl Tola (padre).

Día 20 de diciembre:

• Salida de Urubamba hacia Ollantaytambo para tomar el tren a Machupicchu.
• Paralelamente se irán hilvanando dos Documentales de la Performance. Todos seremos los actores principales. El movimiento está asegurado.

15.12.11

VIERNES 16: PRESENTACIÓN DE “RITO VERBAL (POESÍA PERUANA DEL 2000 - 2010)”


Estimados poetas:

El día viernes 16 de diciembre a las 6:00 p.m. en la Casa de la Literatura Peruana será presentada la muestra poética Rito Verbal (Poesía peruana del 2000 - 2010), realizada por el poeta Raúl Heraud durante casi 3 años, y publicada a través de Elefante Editores.

La muestra cuenta con 42 poetas procedentes de Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Chiclayo, Chimbote, Huacho, Ica, Ilo, La Libertad, Lambayeque, Lima, Tarapoto y Trujillo. Por ello, los invitamos a celebrar la poesía y vuestra aparición en la muestra. Presentan:

• Hildebrando Perez
• Miguel Ildefonso
• Raul Heraud / Cesar Pineda (Dirección editorial)

Integran la muestra:

• Adrián Terán
• Ana María Falconí
• Andrea Cabel
• Arianna Castañeda
• César Panduro
• César Pineda
• Claudia Cáceres
• Cromwell Castillo
• Dalia Espino
• David Del Águila
• David Jiménez
• Denis Castañeda
• Denisse Vega Farfán
• Diego Lazarte
• Eduardo Borjas
• Enrique León
• Giancarlo Huapaya
• Giuliana Llamoja
• Indira Anampa
• Jean Marie Cook
• Joe Montesinos
• John López
• José Jiménez
• José Córdova
• Josué Barrón
• Karina Moscoso
• Karina Valcárcel
• María Miranda
• Martín Zúñiga
• Melissa Patiño
• Michael Jiménez
• Miguel Ángel Vera
• Óscar Saldívar
• Paolo Astorga
• Paul Guillén
• Renato Felices
• Rafael García Godos
• Raúl Heraud
• Vanessa Martínez
• Víctor Ruiz
• William Gonzales
• Wilver Moreno

VIERNES 16: PRESENTACIÓN DE “HIJOS DE PUTA / 15 POETAS LATINOAMERICANOS”


El Grupo Editorial Hijos de la lluvia, presenta este viernes 16 de diciembre la muestra de poesía latinoamericana Hijos de puta / 15 poetas latinoamericanos. La cita es en el Bar Cela de Lima a las 19:00 horas, y la presentación estará a cargo de:

Walter L. Bedregal Paz
Coordinador y Director de la Colección:
Letras de la poesía latinoamericana

Darwin Bedoya
Selección y notas

Además se realizará una lectura de poesía a cargo de:

• Victoria Guerrero
• José Carlos Yrigoyen
• Miguel Ildefonso

Los esperamos

14.12.11

“ESTÉTICA DE LAS REVELACIONES”: UN BUCEO HACIA LO FILOSÓFICO / POÉTICO DE LOS UNIVERSALES. A PROPÓSITO DEL LIBRO DE CROMWELL CASTILLO


Por Nicolás Hidrogo

La Poesía siempre ha servido para cantar las emociones, las cuitas y la desesperación del sentimiento humano, así como para celebrar festivamente sus efímeras alegrías. Pero la Poesía también ha servido para exorcizarse así mismo, para filosofar y alcanzar un nirvana lleno de posiciones calidoscópicas.

En “Estética de las revelaciones” de Cromwell Castillo Cabrejos, hay un intento deconstructivo por empatar cuatro elementos esenciales de la filosofía griega: Agua, fuego, tierra, aire. Universales que corresponden a una concepción de los elementos constituyentes de la vida y que adoptan la forma de Poiesis. Castillo toma como ejes matrices cada uno de estos elementos y se transfigura pretextalmente para generar una construcción introspectiva, para elucubrar su propia filosofía y metapoesía, para engendrar más dudas que certezas, para abrir nuevos derroteros de mirar desde adentro a la poesía, para hablar de ella misma a partir de la experiencia sensorial, para iluminar el camino del poeta lleno de incertidumbres.

La poesía de Cromwell es sensorial, es metafísicamente un trozo sintético de emociones refundidas, es un revoltijo articulado de expresiones filogenéticas, es un caos ordenado sincrético de emociones propias y una visión holística del mundo, de lo que le ocurre y la mirada curva de la poesía en torno a su mundo real y emocional. Es una poesía con una alta dosis de estructuración y refundición. Poesía que ha sido cocida a fuego lento y que cual crisol refleja su esteticidad por su concisión seguidilla.

Remontándose a las viejas concepciones aristotélicas y presocráticas, Cromwell elabora un metadiscurso que fusiona poesía y Filosofía. En este libro se encuentra su concepción de arte, su mirada de poeta y allí mismo redescubre sus propios fantasmas sociales: un anomia que carga en sí los universales de la soledad, la angustia existencial, la mirada de reojo de la estética misma, pero fundamentalmente del hombre, de ser contextualizado.

La poesía de Cromwell aparentemente es un discurso pretextual, es una construcción endocéntrica que parte de su centro poético, pero que abarca el entorno de la esencia de las cosas, el palpitar de la vida misma, su concepción de arte, vida, política, soledad, amores y autodestrucción.

El poemario es un diálogo permanente alusivo con la poesía, con el poema, con el arte de poetizar. Engancha y articula elementos cosmogónicos: Agua para vivificar la vida. Fuego para extinguir las propias penurias terrenales. Tierra para construir esperanzas mundanas. Aire para sentir la frescura de la libertad e ir más allá. La poesía es el manantial cuyo rescoldor nos cobija y nos da el soplo de vida.

Hay en la poesía de Cromwell una vitalidad de imaginería madura y cincelada tan preclara, que cada verso parece haber sido tallado y reducido de una montaña de palabras en apenas un nucleó tectónico que dice lo esencial para imaginarse o inferir todo lo demás.

12.12.11

MAGNÍFICA MARÍA ZAMBRANO CON ALMA DE MARFIL


Cuando la filosofía se extraña de la poesía y la contempla en su afán elongado, la cifra de Lezama por ejemplo parece como viento estirarse entre los gatos de papel perdido o entrecomillado. Se sabe innecesaria la filosofía con su cuerpo estático. Se sabe otra cosa. Se sabe cuerpo perezoso de nostalgia que no arriesga a abrir la boca que no dice ni mu. Pero allí están frente a frente como en un duelo a navaja partida nuevamente Poesía y Filosofía. Y María Zambrano lo dice con su música de amores terrenales y también divinos: A pesar de que en algunos mortales afortunados poesía y pensamiento filosófico hayan podido darse al mismo tiempo paralelamente, y de que en otros, más afortunados todavía , poesía y pensamiento hayan podido concertarse en una sola forma expresiva, la verdad de que pensamiento filosófico y poesía se enfrentan seriamente en diversos grados que llegan hasta la exclusión total, a lo largo de nuestra cultura, desgarrándola, parece imponerse por sí misma. Un desgarramiento de la cultura, de la tradición. Pues que cada una de estas dos formas de saber y de expresión filosofía, poesía quiere para sí enteramente el alma en que anida y es causa de tantas vocaciones malogradas, de angustia sin término anegada en la esterilidad, de enajenación.

Supongo que esos mortales afortunados se han convertido con el tiempo en profesores de Estética en universidades prestigiosas a pesar de su angustia sin término anegada en la esterilidad. Y aunque no haya sido así, en otros teatros y en otras latitudes la tonadilla no ha dejado de preocuparme. Platón y su logos triunfal no ha dejado de perseguirme convirtiéndome en un rebelde sin máscara. Es así que retozando en el recuerdo me encuentro con Agustín García Calvo y María Zambrano y, nuevamente comienza el escozor.

De Vladimir Herrera para Roberto Echavarren.

_______________

* Tomado del blog Laguna brechtiana.

11.12.11

EL CAFÉ LITERARIO TRILINGÜE DE ARMENIA


Por Joan Sebastian Muñoz

La greca estuvo dispuesta desde las cuatro de la tarde, hora en la que empezó a emanar ese aroma que hacía salivar y pensar en el buen sabor. Instalada para sus doscientos catadores entre expertos y amateurs. De ellos, algunos fueron para aguzar sus sentidos, otros para poner a prueba sus conocimientos, otros simplemente a disfrutar. Cuatro horas de cata literaria alrededor del evento de clausura Café Literario Trilingüe 2011: Ciudad y Literatura.

El evento fue creado para conmemorar las 16 sesiones del café literario y el eje temático del 2011. La ocasión se aprovechó para celebrar el lanzamiento de los libros Memorias Café Literario Trilingüe 2010-2011 y Marginalia II. Además, la inauguración del sitio web oficial junto a la nueva imagen del proyecto. Productos que permitirán una comunicación enfocada a compartir y replicar las experiencias de formación de lectores.

Marginalia II continúa la serie de ensayos que el programa de Literatura de la Universidad del Quindío produce a propósito del mundo literario. En esta versión: análisis de la poesía contemporánea, el pesimismo postmoderno, el realismo sucio y el neo-policial son algunos de los temas abordados a lo largo de sus páginas. En cuanto al libro Memorias Café Literario Trilingüe 2010-2011, es una herramienta para evocar la filosofía y el inicio del Café Literario Trilingüe que ha dado el espacio para esta variedad temática a través de cada una de sus dieciséis versiones.

Los invitados compartieron diversas lecturas y opiniones, tan diferentes como sus personalidades que hacen pensar en la variedad de sabores que se pueden presentar en un café. El ácido, Harold Alvarado Tenorio, el poeta. El dulce, Gabriela Alemán, escritora de ficción. El unami, Maria Carolina Cuervo, actriz y escritora, un sabor nuevo y gustoso. La amargura de una realidad latinoamericana expresada por la doctora investigadora, Martha Liliana Giraldo. El café salado, poco común y usado a veces para lidiar borracheras, Esteban Hincapié, director de editorial, gestor cultural, incondicional.

La calidad de un buen café está supeditada a su procedencia y modo de preparación. Café Literario Trilingüe es un proyecto cultural, creado por la Alianza Francesa de Armenia, apoyado por el Museo del Oro Quimbaya y el programa de Literatura de la Universidad del Quindío. Tiene por objetivo proporcionar a los habitantes del Quindío un espacio exclusivo para compartir el gusto y la experiencia de la literatura en español, francés e inglés por medio de textos literarios, buscando estimular el crecimiento de experiencias significativas de los ciudadanos quindianos desde la perspectiva de variados autores del mundo a través de sus obras. Se da en un departamento pequeño que ha sido cuna de reconocidos escritores como Euclides Jaramillo, Baudilio Montoya, Gloria Chávez Vásquez, Humberto Jaramillo Ángel, entre muchos otros. Así que la literatura es un legado cultural de la región que no se puede dejar perder, al contrario, se debe motivar a los habitantes del Quindío, de todas las edades y estratos sociales, hacia una cultura literaria.

Desde aquella tarde del miércoles 23 de noviembre, la fragancia del café auguraba un evento de buen gusto y a su vez, el éxito del gran evento auspicia un devenir para el Café Literario Trilingüe como parte del panorama cultural del departamento. El resultado: un cuerpo suave, delicioso que en taza se caracteriza por su redondez y limpieza. Un punto de encuentro cultural. En resumidas cuentas se puede definir al Café Literario Trilingüe como un barista cultural literario porque finalmente eso es lo que se les ofrece a los quindianos: un buen café.

Jimena Londoño González, estudiante de letras de la Universidad del Quindio, opina

A la clausura del Café literario trilingüe 2011 fueron invitados dos narradoras, un poeta y un editor. El evento giró en torno a discusiones sobre la ciudad y la literatura a propósito de las obras que se comentaron a lo largo del año; en este caso no hubo una ciudad y un autor determinados sino una conversación con los invitados, que por su trayectoria tenían que contar y compartir de las ciudades —fragmento y porción— de su propia experiencia literaria.

Este tipo de eventos establece relaciones con los profesionales que alimentan con sus discursos, perspectivas y enfoques las visiones de cada uno de nosotros, generando, además, la posibilidad de divagar y contender en tertulia temas trascendentales. Respecto a asuntos como ciudad, lo contemporáneo, urbano, o la metafórica reciprocidad entre avance cultural y desarrollo de los individuos en trato con el espacio físico que habitan, se hicieron algunas comparaciones entre ciertas urbes y el cambio que han suscitado a lo largo de los años.

De forma personal creo importante este tipo de eventos que permiten el intercambio social enriqueciendo las discusiones académicas y sus relaciones con la literatura y la cultura, porque Armenia, siendo una ciudad intermedia, necesita despabilarse a otras perspectivas y saberes durante la globalización.

10.12.11

CONVOCATORIA PARA EL 2DO. FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA “GRITO DE MUJER”


Organiza: Diablos Azules / Invita: Mujeres Poetas Internacional
TRUJILLO -PERÚ

La Promotora Cultural trujillana Diablos Azules tiene el placer de anunciar el lanzamiento de la Convocatoria para el 2do. Festival Internacional de Poesía “Grito de Mujer” promovido por Mujeres Poetas Internacional, para marzo 2012.

Adjuntamos las bases para todas aquellas mujeres orfebres de las letras latinoamericanas que deseen conocer la Tierra de Vallejo. Las poetas seleccionadas serán las invitadas de honor de esta fiesta de la poesía hecha por mujeres, en Trujillo Perú.


BASES:

• Podrán participar todas las mujeres poetas hispanohablantes de Latinoamérica sin límite de edad.

• Las participantes deberán enviar 3 poemas (máximo) en A4 formato .doc/.docx, una fotografía en formato .jpg de mínimo 300 píxeles, así como un resumen de su hoja de vida (máximo una carilla A4) indicando lugar de procedencia, año de nacimiento, profesión, diplomas y reconocimientos, libros publicados (si los hubiere) y dirección de correo electrónico actual.

• La temática es libre.

• El envío de los trabajos deberá efectuarse a la dirección de correo electrónico karina.luzbelle@gmail.com hasta el 31 de enero de 2012.

• Los resultados de la Convocatoria saldrán publicados el 03 de febrero de 2012 en el blog de Diablos Azules.

• Las poetas seleccionadas serán las invitadas de honor del 2do. Festival Internacional de Poesía “Grito de Mujer” 2012 sede Trujillo, Perú con todos los gastos pagados.

• Se editará una antología que incluirá los poemas de las poetas seleccionadas. Cada participante se hará acreedora a un ejemplar.

• El festival se llevará a cabo el 09 y 10 de marzo de 2012.

• La selección de los trabajos poéticos estará cargo de Karina Bocanegra Salcedo, poeta, narradora, ensayista, docente, fotógrafa y gestora cultural, coordinadora general del evento.

• Las participantes deberán cumplir con todo lo establecido en estas bases.

El equipo de DIABLOSAZULES
Trujillo, 26 de noviembre de 2011

6.12.11

ESTÉTICA DE LAS REVELACIONES: EL POEMARIO DE CROMWELL CASTILLO


En esta obra el autor nos habla de la muerte, de la fatalidad y de ese lado oscuro de la vida de donde surge lo mejor de nuestra tradición poética.


De Cromwell Castillo habíamos leído poco, escasamente algunos poemas incluidos en “Demolición de los reinos” (Sol negro, Lima, 2010), libro colectivo del Grupo Literario Signos, que el poeta César Boyd tuvo la gentileza de alcanzarnos una de esas madrugadas azules en que la conversa y la poesía se funden bajo nuestro mismo cielo.

En “Estética de las revelaciones”, el autor explora y reflexiona —desde los elementos básicos de nuestra existencia— sobre nuestra miserable condición humana. Castillo nos habla de la muerte, de la fatalidad y de ese lado oscuro de la vida de donde surge lo mejor de nuestra tradición poética; aborda también, con esa su visión metafísica de las cosas, temas como el amor y la vida, que nos tocan a todos de manera excepcional.

Nacido en Lambayeque en 1981 y fundador de “Signos”, el autor cometió la imprudencia de invitarnos a presentar su ópera prima, acto cultural a realizarse a las 8:00 p.m. de hoy en el Auditorio de la Dirección Regional de Cultura. Derek Walcott lo tuvo siempre claro y Castillo lo cita (algún día nos dirá por qué): “La mitad de mis amigos ha muerto. Te haré unos nuevos, dijo la tierra…”. La poesía es misteriosa siempre, para el suscrito será un gusto participar de esta auténtica celebración de la palabra.

* Publicado en el Diario La Industria de Chiclayo por Augusto Rubio Acosta.

2.12.11

EL GRUPO LITERARIO “EL CLUB DE LA SERPIENTE” PRESENTA VIDEO DOCUMENTAL DE SU TRAYECTORIA


El grupo literario “El Club de la Serpiente” presentará un video documental de su trayectoria este sábado 03 de diciembre a las 6:30 p.m. en la Casa de la Literatura (Jr. Ancash 207, Lima). Contará con la presencia de los reconocidos poetas: José Pancorvo, Domingo de Ramos, Víctor Coral y Willy Gómez quienes leerán sus poemas.

El Club de la serpiente se formó el año 2000 en la facultad de letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Desde entonces sus integrantes han organizado y participado en diversas conferencias, recitales, antologías poéticas dentro del país como del extranjero y han publicado los siguientes libros: El libro grupal El Club de la serpiente. Muestra Poética (2007), Conflicto Azul de Raúl Solís (2006) y Detritos de Wilver Moreno Tineo (2009).

El referido video fue dirigido por Amador Castillo quien es un destacado documentalista de la Universidad Católica del Perú.

Integrantes del Club de la Serpiente:

• Frank Martínez,
• David Jiménez,
• Raúl Solís,
• Rubén Landeo,
• Manuel Vargas,
• Wilver Moreno Tineo,
• Gino Roldán y
• Henry Miranda

1.12.11

VIERNES 2: PRESENTACIÓN DE “ESTIGMAS” DE FILONILO CATALINA


La Alianza Francesa de Arequipa, invita a la presentación de la nueva publicación del escritor peruano Filonilo Catalina, ESTIGMAS (Cascahuesos Editores, 2011). El libro que fue escrito como un homenaje al centenario del gran poeta puneño Carlos Oquendo de Amat y dedicado a su contemporáneo el poeta Alejandro Peralta.

Presentan:

• José Luis Ramos
• Juan Carlos Valdivia

Este evento se realizará este viernes 2 de diciembre en las instalaciones de la Alianza Francesa de Arequipa (Calle Santa Catalina 208) a las 7:00 p.m. y el ingreso es totalmente libre.


Sobre el autor:

Filonilo Catalina (Coaza-Puno, 1974) estudió Literatura y Lingüística en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa; tiene publicados los libros de poesía “Memorias de un degollador” (2000), “La canción de la cucaracha” (2003), “Janaí, o para bailar bajo la lluvia” (2004), “Poesía” (2006), “El monstruo de los cerros” (2007) libro que le valió el tercer lugar de la XIII Bienal de poesía Premio Copé 2005; y “Pájaros al viento” (2011). También ha obtenido los primeros lugares en el I y II “Concurso literario de cuento, poesía y ensayo breve” organizado por el semanario El Búho en 2007 y 2008.

VIERNES 2: PRESENTACION DEL LIBRO “CUADERNOS DE TAMBILLO” DE SEGUNDO CANCINO‏


Estimados amigos: el grupo cultural Eduardo González Viaña y Atalaya editores invitan a los amantes de la literatura a la presentación del libro de poesía “Cuadernos de Tambillo” del importante poeta tacneño Segundo Cancino. Comentarán el libro la escritora Gabriela Caballero Delgado y el poeta Jesús Cabel.

El lanzamiento del libro se realizará el viernes 02 de diciembre, en el Auditorio Guido Fernández de Córdova de la UPT, ubicado en el Paseo Cívico, a las 19:00 horas. EL INGRESO ES LIBRE.

Saludos,
William González

30.11.11

JUEVES 1: PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE POESÍA “MUÑONES” DE ANDRÉS VILLALBA BECDACH


La Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión y Eskeletra Editorial se complacen en invitar a Ud. a la presentación de Muñones, del poeta ecuatoriano Andrés Villalba Becdach. Acompañarán en los comentarios los escritores:

• Huilo Ruales Hualca
• Juan José Rodríguez Santamaría

Lugar: Teatro Prometeo (junto al parque El Arbolito) Av 6 de Diciembre y Patria
Día: jueves, 1 de diciembre
Hora: 20:00 horas.


Sobre el libro:

Los cortantes pájaros que barajan la distancia con la guitarra de angus young: eso es lo hiperbólico de mis sagradas fructificaciones: el desorden Me detengo Esta imagen solo podría ser vivida por el Tush, que no puede abandonar en el silencio casi ningún pensamiento, es como si la culpa lo devorara y sintiera la culpa de dejarlos en el vacío de la orfandad Entre estos y lo que está por decir, y dice —el silencio conjura como un oscuro Merlín en contra suya y dentro de él se levanta un poblado de desgarros, adioses pronunciados a deshora, y sino un piano en perpetua sonata, De pronto, Villalba Becdach, el escritor irrumpe y sentencia: Hay que silabear al mundo en un ejercicio diáfano El Tush, su dioscuro, lo recuerda, y a veces camina sin dejar huella, su opción no es la de andar por un camino ni masticando el bambú de un barroco indigerible ni haciendo cola junto a niños iraquíes en búsqueda de visa para entrar en Disneylandia Construye otro, uno de planos superpuestos con sedimentos lingüísticos, muñones de memoria, fragmentos de frases suspendidas Lágrimas Las lágrimas no mienten: son niñas Y, extranjero de una lengua, tan paria que lo quiero llamar “compatriota” dil mio magro cuore, prosigue su edificación con un inusitado poder alucinógeno: Charlie parker vislumbra una verbena de cadáveres al fondo de cada botella y sabe lo que piensan las zancudos Cuidado lector, en estos “Muñones” el sexo solo es una emboscada de carnestolendas Máscara Él debe proteger su alma ¿Crees en hadas? Si usted cree, ¡aplauda! En “Muñones” el placer del presente es tan diáfano que recupera la infancia La palabra regresa a su dadá gutural para recomponerse y constituir un presente contradictorio entre el nihilismo y lo inefable Todo esto le diría tanto al Tush como a Villalba Becdach, pero, alguno de los dos, manipulando ese maravilloso invento de Steve Jobs , de seguro encontraría una canción en respuesta Y, los tres callados (Tush, Villalba Becdach y el autor de estas líneas) escucharíamos —a Los Babasónicos, esta vez: Me estiré para alcanzar una porción de la locura y así traer lo que a vos te es invisible, lo que nunca percibiste, lo que bajo tus narices nunca entenderías Pues, lo sabemos, entre el trapecio y una muñeca rota, y ya fuera de la música, todo, incluso la soledad y el éxtasis, es mentira.
Maurizio Medo


Muñones organiza una especie de habla titubeante entre la narración y la alucinación. Sus textos giran como peonzas que eludieran cualquier centro de gravedad, cualquier linealidad. Cuando Villalba Becdach escribe parece contar una anécdota que luego es interferida por un avasallador despliegue imaginativo. Así, uno parece estar confrontado a una escalera textual donde cada peldaño implica un paisaje psíquico diferente. Estamos, pues, ante un libro que se permite su propia mutación, que se quiere además puro transcurso, acumulado corporal de miembros imposibles. Todo parece tener cabida aquí: el slang, el gesto culterano, el sentido del humor dislocado y provocador, y los coqueteos con una poliglosia. Por eso, Muñones resulta a la vez original y próximo al frenesí caosmótico de este tiempo, donde esta escritura, se muestra como una de las voces poéticas más singulares aparecidas por estas geografías.
Juan José Rodríguez Santamaría

29.11.11

MIÉRCOLES 30: PRESENTACIÓN DE “ESPÍRITU DEL ALBA” DE SIMÓN RODRÍGUEZ


El Grupo Editorial Hijos de la lluvia se complace en presentar el volumen Nº 4 de su colección Letras de la poesía latinoamericana: Espíritu del alba, del poeta peruano Simón Rodríguez. La presentación estará a cargo de:

• Walter Bedregal Paz (Coordinador y Director de la colección)
• Boris Espezúa Salmón (poeta)
• Walter Paz Quispe Santos (poeta)
• Darwin Bedoya (editor)

Este evento se realizará el miércoles 30 de noviembre, a las 18:30 horas en el Club Kuntur, cito en la Plaza de Armas de Puno.

Los esperamos.

28.11.11

¿POR QUÉ UNA MESALTERADA?



Resulta que un día estábamos platicando sobre la manera en que los mexicanos somos tan dados a recibir, muy amablemente, lo que se produce en el extranjero: alimentos, ropa, accesorios de uso cotidiano como ipods y computadoras, películas, música, exposiciones, literatura, etcétera. Por supuesto no es nuestra intención dejar de consumir lo que nos guste de todo ello y mucho menos hacernos una capa con la bandera mexicana y enarbolarnos el cuerpo de nacionalismos férreos. En realidad lo que ocurrió fue que nos preguntamos: ¿Y la producción mexicana, a dónde llega, quién la compra, quién la pide, quién la necesita?

Particularmente en las cuestiones literarias —que son nuestras prioridades puesto que a ellas nos dedicamos en tanto que creadores, lectores, investigadores y difusores— nos preguntamos: ¿A quién influye o ha influenciado un autor, una corriente, un movimiento, una propuesta literaria mexicana en el extranjero? Porque una cosa es, nos respondimos, que algunos escritores extranjeros mencionen en algún prólogo, artículo o entrevista a Octavio Paz, Juan Rulfo, Carlos Fuentes, José Emilio Pacheco, Amado Nervo y Sor Juana; pero de ahí a que alguien haya aceptado alguna vez que ha leído, no un poema o una novela de los autores mexicanos “más reconocidos”, sino por lo menos la mayor parte de su obra y que ello les haya influenciado de alguna manera en su trabajo creativo, no tenemos noticias o registros.

Y curiosamente, los escritores mexicanos no se cansan de enlistar a los extranjeros de distintos países, épocas y corrientes literarias. A ellos les dedican estudios académicos, ensayos, artículos, reseñas e incluso hacen traducciones de su obra. Aquí es donde cabe volverse a preguntar: ¿y de los mexicanos, cuándo, cómo, en dónde, quién, se ha afanado de la misma manera? Por supuesto que ha habido encuentros internacionales de poesía; intercambios promocionales/literarios en el sentido de “yo te publico y tú me publicas en mi revista o en una antología”; ferias de libro en el extranjero donde se dan a conocer las “novedades literarias de los autores más renombrados en México”; pero, un diálogo verdadero, a fondo, creemos que no se ha dado.

¿Y por qué?, nos volvemos a preguntar. Pues porque, para empezar, quizá los escritores y estudiosos extranjeros no encuentran en México una “oferta” literaria que valga la pena de estudiarse, no se diga ya leerse, lo cual no debería sorprendernos si tomamos en cuenta que nuestro país —tal vez sin que lo notemos de manera consciente— se ha forjado a partir del reciclaje y de la reproducción de modelos económicos, políticos, culturales y artísticos de otros países.

Esto no tendría que ser terrible si hubiera una retroalimentación equilibrada de lo que se importa y se exporta, esto es, que así como en México el mercado editorial está abierto a autores y editoriales extranjeras, ocurriera un exacto viceversa. El problema es, y volvemos a la literatura, que la poesía y la narrativa mexicana (por mencionar sólo los géneros más “populares”) se han impregnado tanto de influencias extranjeras, que hasta el día de hoy no se ha registrado una propuesta estética literaria lo suficientemente fuerte, capaz de ser un referente más allá de las visiones circunstanciales —todo aquello que testimonia un momento histórico / social específico—; institucionales —todo aquello que se enlista en alguna de las nóminas de los grupos que se distribuyen el poder y los erarios públicos—; mediáticas —todo aquello que se muestra como “lo más representativo de México a nivel internacional”— y alternativas —todo aquello que se produce de manera autogestiva y se distribuye de mano en mano, en el mercado underground o en donde se les permite previo acuerdo—. En este caso la producción literaria es, en cantidad, igual o mayor a la institucionalizada, pero en ocasiones se vuelve repetitiva en el afán de dejar en claro su marginalidad, y difícilmente plantea una propuesta estética concreta.

Entonces, volvimos a preguntarnos, ¿qué ha pasado con los creadores de la literatura mexicana; por qué en la historia literaria hay un punto de fuga en el que los movimientos que trataban de surgir y plantear alguna estrategia esquemática distinta en el siglo XX no lograron tomar fuerza y cimentarse (pero no para instituirse permanentemente, sino para dar paso a su natural transformación / derivación / oposición); por qué, cuando la década de los setenta parecía ir marcando un buen camino en cuanto a pluralidad de propuestas estéticas en diversas disciplinas artísticas, de pronto hubo un tope, una especie de pausa, como un cohete que se arrepiente de culminar en explosión (como si alguien se hubiera dado cuenta de que la pluralidad es muy difícil de controlar y más vale jalar la cuerda y engavetar bajo llave todo lo relativo al concepto propositivo)? ¿Por qué seguir permitiendo que se avale la homogeneización, los métodos y modos a seguir, los cánones oficiales, el reciclaje?

Marco ya había planteado, en dos textos, gran parte de estas cuestiones (“Por una poesía evolucionaria” y “Poética de la inconexión”); sin embargo, quienes se interesaron por el tema y lo apoyaron diciendo que había que escribir y platicar mucho sobre ello, nos fueron dando pauta para que esta mesa surgiera, pues una de las opiniones constantes era: “el problema con los escritores y estudiosos es que no se dejan cuestionar, o se niegan a responder”.

Y tantas preguntas no pueden contestarse entre dos personas que comparten experiencias, críticas y visiones al respecto. Por ello decidimos abrir un diálogo con creadores, investigadores y comunicadores que tienen en común la diversidad de sus perspectivas. Y aceptamos la iniciativa de uno de ellos, Ángel Carlos, de que la discusión y el cuestionamiento se hiciera en la mesa de la casa, de forma tan natural como estábamos discutiendo sobre varios temas aquella tarde, pues no sería necesario un mantel de paño verde ni un señalador con nuestros nombres y mucho menos estar sobre un estrado para hablar, preguntar, escuchar, encontrar puntos en común y divergencias; proponer.

Finalmente, ¿por qué Alterada? No es que estemos planeando discutir a tal punto que todo derive en una gran pelea argumentativa. No. Lo que queremos es darle su lugar a la alteración en el sentido de búsqueda de un diálogo libre de prejuicios, inteligente, sin agresiones pero capaz de defender sus puntos de vista sin temor a ser reprimido.

Alterada, porque es necesario dar un salto de página y alterar, en el sentido creativo, crítico y de estudio, a la literatura mexicana y a todo el aparato que la rodea y de distintas maneras la manipula.

24.11.11

IV CONGRESO INTERNACIONAL DE TEATRO CONTEMPORÁNEO


Del 23 al 28 de abril de 2012
LIMA - PERÚ


La Universidad Científica del Sur organiza el IV CONGRESO INTERNACIONAL DE TEATRO CONTEMPORÁNEO, en el marco del VII Festival UCSUR de Teatro internacional en Lima, Perú, como un espacio para intercambiar reflexiones y propuestas sobre el papel de las artes escénicas en el contexto actual del Perú y el resto del mundo, y analizar su relación con otras disciplinas. Con la presencia de prestigiosos teatristas internacionales y del interior, se espera un enriquecedor diálogo en nuestra ciudad.

El Congreso contará con la presencia de algunos de los más importantes especialistas de diversas universidades del mundo quienes tendrán a su cargo las Conferencias Magistrales.

Interesados en participar como ponentes ver detalles en: http://www.cientifica.edu.pe/cultural/7festival

Último plazo de inscripción: 12 de diciembre de 2011.

Informes e inscripciones: congresodeteatro@ucsur.edu.pe
Tlf. 610 6400 (anexo 526).

20.11.11

17-18-19 DE DICIEMBRE: PERFORMANCE: POEMAS ENTRE PÁJAROS Y ÁRBOLES


El blog Laguna Brechtiana y la Revista Trafalgar Square invitan a la:

PERFORMANCE: POEMAS ENTRE PÁJAROS Y ÁRBOLES
17-18-19 DE DICIEMBRE.


Invitación a escribir entre pájaros y árboles (Javier Heraud). Performance. Poesía en el viento. Tinta china sobre tocuyo en albayalde entre los pinos de Ranhuailla. Celebración en la mañana de los años mil. Toda la poesía del continente sur junto a los brujos de la nieve estrellada. Tres días al alba de los caminos, las lagunas, los ríos. Tres noches de constelaciones y lluvia con las naves del corazón bebido. Tres noches sobre el caballo rubio de las horas. Todo gravado y publicado. No poses. No vaguedades. No increíbles. Chuchuhuasi. Traemos el mar del Callao a las montañas del Cusco. Traemos el mar de Barcelona en las nubes de Larrea y Vallejo. Llegamos al lago primordial de Nava y Churata. Trío eléctrico y caravana con teatrín y sueños. Y recuerdo de Carlos Trías, Raúl Brózovich, Osvaldo Lamborghini y Hector Libertella.

Lista de invitados:

Carlos López Degregori / Américo Yabar / Basilio Sánchez / Miguel Ángel Coletti Coletti / Carlos Estela / Edgar Saavedra / Pablo Salazar-Calderón / Vanessa Martínez / Carlos Calderón Fajardo / Feliciano Padilla / Omar Aramayo / Mauro Mamani / José Luis Velásquez Garambell / José Córdova / Kreit Vargas / Filonilo Catalina / Juan Carlos Lázaro / Armando Arteaga / Carmela Gutiérrez / Marina Schreiber / Alfredo Portal / Robert Baca / Bernardo Rafael Álvarez / Carlos Carnero Figuerola / Rosina Valcárcel / Carlos Alberto Ostolaza / Carlos Quenaya / Pedro Granados / Fredy Roncalla / E. Verástegui / Frido Martin / Jorge Flores Aibar / Juan Yufra / E. Vila-Matas / Cristina Fernández Cubas / Rodolfo Ibarra / Gloria Mendoza / Fernando Ampuero / Rafael Sender / Antonio Cisneros / Rodolfo Hinostroza / Carlos Velásquez Iwaki / Leo Tarifeño / Lolo Palza / Oscar Málaga / Elqui Burgos / José Carlos Cataño / Carlos Meneses / Santiago Lopez Maguiña / Rodrigo Quijano / Teresa Ruiz Rosas / Diana de Hollanda / Mauricio Electorat / Martín Horta / Miguel Paz / Álvaro Fischer Heredia / Luis Carlos Musso / Ángeles Martínez / Roger Rumrril / Luis Fernando Chueca / Magdalena Chocano / William Rowe / Willi Niño de Guzmán / Yoyo Manrique / Raul Tola (padre) / Rubén Quiróz / Mirko Lauer / Oscar Collazos / Harold Alvarado Tenorio / Alfredo Herrera / Toni Marí / Nicole D’Amonville / Rodolfo Hässler / Isabel Sabogal / Willi Hurtado de Mendoza / Maru Delgado / Raúl Gallegos / Nené / Gabriela Cuba / Camilo Torres / Leonardo Tarifeño / Juan Mezco / Carlos Hénderson / Abelardo Oquendo / Leonidas Zeballos / Mario Montalbetti / Domingo de Ramos / Juan Cristóbal / Vladimir Herrera / Helena Usandizaga / Jorge Kishimoto.

Recomendaciones: Traer ropa de lluvia. Los organizadores esperan en la escalerilla del avión o autobús. Se cuenta con alojamiento y comida. Vía e-mail: confirmar asistencia para viaje y entradas a Macchu Picchu. Confirmar asistencia para excursión a Puerto Maldonado. Confirmar asistencia para excursión al Lago Titicaca. (Las reconfirmaciones se hacen llegando a Cusco). Los poetas jóvenes traerán su bolsa de dormir. Las poetas tendrán habitación con baño. Los poetas mayores tendrán chimenea y pantuflas etc.

El e-mail es: aucells2009@gmail.com
Teléfono 084-226330. Celular 984986279. RPM # 0040013
Cusco - Perú.

19.11.11

FALLECE DANIEL SADA, GRAN NOVELISTA MEXICANO


El narrador mexicano Daniel Sada, considerado un orfebre de la palabra y un renovador de la novela mexicana, murió ayer a los 58 años en México, víctima de una enfermedad renal que lo aquejaba desde hace varios años y tras varios meses de vivir al filo de la muerte, entre hospitales y convalecencias.

El destino quiso que justo el día en que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Educación Pública, diera a conocer que Daniel Sada (Mexicali, Baja California, 25 de febrero de 1953), era uno de los ganadores del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2011, en la categoría de Lingüística y Literatura, en un premio compartido con el escritor José Agustín, él muriera.

Sada era considerado uno de los principales impulsores de la literatura del norte, pero sobretodo es definido por muchos colegas, como creador de una geografía sin fronteras, sin ciudades, ni habitantes definidos.

* Tomado de EL UNIVERSAL de México.

18.11.11

ENTRE EL RUMOR: JESUS URZAGASTI


Por Iván Castro Aruzamen

Los tejedores de la noche (1996) de Jesús Urzagasti (Provincia del Gran Chaco, 1941) es una novela corta, o un cuento largo, en el que se postula de manera radical: la soledad del narrador/personaje. No es gratuito, entonces, que mientras éste redacta una carta sin destinatario concreto, nos diga: “mientras escribía toda la soledad de la tierra empezó a circular por mi sangre”.

Bien sabemos que la novela breve es un género privilegiado, porque goza de una extraordinaria flexibilidad narrativa, que favorece en gran medida, las licencias de lo fantástico; la narrativa latinoamericana cuenta con exponentes destacados del género: Juan Carlos Onetti, Para una tumba sin nombre, José Donoso, El lugar sin límites, Carlos Fuentes, Aura, Osvaldo Soriano, Cuarteles de invierno, Martín Adán, La casa de cartón, y más recientemente, el cumbiantero argentino, Washington Cucurto con toda su saga de novelas cortas como Noches vacías, Fer, Panambí, El curandero de amor. La novela de Urzagasti, se inscribe dentro de este género, por la economía textual, que no solamente se refiere a la brevedad sino, también, a la simultaneidad de los planos en los que se desenvuelve la trama de Los tejedores de la noche, bajo el epígrafe de la marcha paralela de ficción y realidad o viceversa. “En la casa real se dan cita los dolores del cuerpo y del alma y en su piso superior están los tejedores de la noche, cosa que no sucede en Buen Retiro, en donde uno sólo encuentra geranios crecidos y recibe en el rostro el viento nocturno, aunque en algún momento hubiera sucedido lo inevitable: que toquen el timbre”; este planteamiento de la novela, que puede ser en apariencia casual, en la medida en que el narrador/personaje, para poblar la soledad que le corroe, recurre a la ingeniería imaginativa como posibilidad de desahogo, inventando un espacio, que no por ser irreal dejar ser tan real como el mundo de los tejedores donde habita el narrador. Urzagasti es lector fiel de Cortázar y ha asimilado con gran talento las enseñanzas narrativas de Continuidad en los parques; pues, ficción y realidad corren paralelas en Los tejedores de la noche: “Y me fui. Dejé la puerta abierta y crucé el portón negro. Era medianoche cuando decidí caminar hacia la casa de los tejedores”.

El pasado y el futuro del narrador anónimo, de ese habitante simultáneo del primer piso de la casa de los tejedores y de Buen Retiro, se actualiza constantemente a través de la galería de personajes –sobre todo mujeres– que pasan de un plano a otro sin ningún sobresalto, a pesar de que el autor nos advierte que “la realidad acarrea muchos daños, (…) pero la irrealidad sino es mutuamente concertada puede provocar un escándalo existencial de cuyos resultados más vale no preguntar”. Así, la economía del texto es sinecdótica: cada dato alude a una historia más amplia, latente en la memoria del narrador; pero, también, esta economía de la narrativa de los tejedores de la noche, alude al detalle, la argumentación, las explicaciones, análisis de hechos, de modo que el lector es quien debe ir aportando resoluciones, porque todas las palabras están cargadas de implicaciones y alusiones (El canto de los gorriones —película de Sanjinés—, la revolución nicaragüense, la revolución del 52, la guerrilla de Teoponte, líderes políticos y de manera muy perspicaz, el poder: “El palacio de Gobierno es uno de los lugares más peligrosos de la tierra: allí nadie pregunta si la traición y la lealtad definen la calidad de las personas”).

Urzagasti, en Los tejedores de la noche, explotando al máximo el género de la novela por construirse, renuncia adrede a la articulación del texto como obvia, pues, asume una idea difícil, pero no imposible: la alternancia de los planos, el ficticio y el real, sometiendo la palabra a un peregrinaje brioso desde el texto y la capacidad analítica del lector, en ese sentido el libro, se sostiene sobre una estructura fragmentaria de los recuerdos del narrador, por eso mismo lo real y lo ficticio no se confunden ni se funden, más bien cabe hablar de una interacción peculiar.

Desde esta novela, el autor, ha logrado hurgar en esa interacción de los planos, el abismo de la soledad humana: “Entonces me fui a parar a la casa de los tejedores de la noche: un cuarto, una cocina, un baño y la soledad como fiel amante”. A diferencia de Borges, en Funes el memorioso, que termina derrotado por la desbordante memoria y esta a su vez lo arroja a la incomunicación y la muerte; la soledad en Urzagasti, encuentra en la imaginación el modo de eludir la incomunicación y, finalmente, la muerte, porque entiende que “el acceso al conocimiento profundamente solidario en algún momento pasa por la soledad total” y radical del ser humano.

La soledad en Los tejedores de la noche constituye, además, un trance hacia una visión que sostiene la incontaminación subjetiva de las cosas; la humanidad no sólo ha infestado y distorsionado la realidad a través de pautas volorales y antropoformizantes de los contextos; por esa razón, el narrador nos propone: “contar con una casa inventada, libre de basura y al margen de los sentimientos aviesos…”. Por tanto, la soledad ya no constituye un espacio de dolor, porque en la casa inventada (Buen Retiro) la luz, la oscuridad, la mirada, el amor, el sexo, no son sino otra realidad, al margen de la contaminación humana. Así, de manera gráfica, cuando los perros en la casa de los tejedores, dan fin a las plantas en el patio, el narrador logra salvarlas de la destrucción absoluta: “Podría haber trasladado —dice— las plantas adquiridas, en cambio decidí llevarlas a la casa inventada: en la azotea reciben sol y el tierno aroma de la noche”.

La novela de Urzagasti, presenta, tras su lectura y ante la soledad humana y la tristeza, quizá esencialmente existencial, un relato del poder de lo ficcional, capaz de reconstruir el precario estado de las cosas (realidad), iluminada por la magia de la imaginación; porque todos somos “de un modo u otro la escritura que exige una lectura final”, de una libertad figurativa, precisa y fantástica a la vez, que constituyen en la novela de Urzagasti, el entramado entre la vida y la ficción.

17.11.11

“EL OCRE DE LA TIERRA”, DE ROCÍO CERÓN, TERCERA ENTREGA DE “LA BIBLIOTECA DE GULLIVER”‏


Hace 3 meses que un conocido nuestro, el poeta español José María Cumbreño anunció la creación de Ediciones Liliputienses. Hasta la fecha ya tiene 3 publicaciones, de las cuales la última es de una poeta latinoamericana muy reconocida por estos lares. Publico la nota de prensa que llegó a mi correo anunciando (con mucha alegría) la publicación de esta tercera entrega perteneciente a “La biblioteca de Gulliver”, hoy, un día especial en el que también me entero que presentará los 3 títulos dentro de una hora en la Biblioteca Pública de Cáceres - España:


Queridos amigos:

Os envío la portada de El ocre de la tierra, de la poeta mexicana Rocío Cerón, tercera entrega de La biblioteca de Gulliver. El libro es una breve antología en la que la propia autora selecciona lo más destacado de su obra. Estoy seguro que será de vuestro interés, ya que la poesía de Rocío Cerón es de una calidad extraordinaria. Gracias por vuestro tiempo. Un saludo.

José María Cumbreño
Ediciones Liliputienses



Nota bio-bibliográfica

Rocío Cerón (Ciudad de México, 1972). Ha publicado los libros de poesía Basalto (México, 2002) por el cual recibió el Premio Nacional de Literatura de México Gilberto Owen 2000; Soma (Buenos Aires, 2003), Apuntes para sobrevivir al aire (México, 2005), Imperio/Empire, edición bilingüe e interdisciplinaria (México, 2009; República Dominicana, 2009); La primavera comienza muy tarde (Uruguay, 2010) y Tiento (México, 2010), entre otros. Obra suya ha sido traducida al inglés, finés, sueco y alemán. Desde 1996 desarrolla proyectos de poesía visual y desde 2007 imparte POLILAB, laboratorio de formatos textuales en soportes no convencionales. Web: http://rocioceron.blogspot.com


América*

Se llamaban Krusevac, ahora Cruz. Los edificios transpiraban. Era una isla o un monte cubierto por chozas. Cosa de hombres. Las mujeres guardaban papas, construían el mundo. Cosa de tiento insulso, se pensaba. Paisajes de tonada suave con acordeón de fondo. Astucia. Proa que acumula sal. Toma mi brazo, corta el ligamento: necesito dejar el gusto por el ajvar. Callaron las aves a su paso. Remo. En el fondo, los peces intuían. Algunos fosos guardan familias enteras. Pero ellas son salvas. Todas las lenguas de Europa desaparecieron. Tierra. El dulce de manzana no trae olor a clavo. Cada letra deletrea una estancia. Estas mujeres son mis madres. Desde ese día —América— la piel de mis mejillas es llanura.

--------------------------

Todo exacto, piedra sobre piedra, bajo el estupor. Tengo adherida a la piel —planta del pie—, un nombre preciso, una esquirla dentada (aguijón o filo o tenso nudo), cristal a la uretra. Guardo una voz que es sombra, carta y anunciación: América se hunde. Hay una montaña o casa frente al mar que esconde un secreto. Manto, el desierto es manto. Se escucha una bestia colmada de fraguas: negros y blancos inventando heredad. Tengo en las manos un país del que he sido arrojada. Cinco millones de emigrantes caben en la cuenca de una sangre común. América es una madre que mata.

--------------------------

Herrumbre. Contener el puño. La gravedad de las últimas hojas y la nieve. Escucha el resoplido insular. Tan lejos y cercano. El mar brilla para todos pero cerca del carbón sólo resta el miedo. Defendernos de. Acentos sonoros recuerdan a Siberia. Crudo, el frío. Pero en Siberia nunca llega el otoño. Aquí —casi temblando— hay que ir codo con codo. Aquel jardín o muro o tierra nueva. Hacer la América. Herrumbre: desde Portobelo y hasta la Patagonia. Acero sin distinciones. A ojo se hace el tiento. El polvo ensombrece las extensiones de tierra. Lentitud entre los pasajeros: pegar el oído al subte, algo se inflama. Algo ya marca el cuerpo.

--------------------------

América es un desierto sonoro. Cazuela de ave levanta muertos, ají de gallina abre sosiego o trucha arcoíris empina rubias. Oscuras nubes modulan temperamentos de valle y bufeo. Crujido de lastras de Machu Picchu. —Oscuro oficio éste de ser santa. Yo tenía una tierra, me despojaron de ella, ahora hay un parque de diversiones: juegos replican la muerte y son la muerte. Algo en la vereda (zanjita, zanja devuélveme el tino, la cara cierta de mi tierra) es sepultura y nacencia. Aguachile que bulle en la quijada. Cacao herido que trae consigo tintineos de piedra. Cárcamo de agua de Tláloc, chacras marítimas de Manantiales. Cabo Polonio en mi memoria. Y la fuente que no deja de abastecer el mate seco, verdoso, que enjuaga la voz de la abuela.

--------------------------

Dijeron que era hija del golpe, de los barrios donde los sones son lentos y carraspean las voces y los toneles de aguardiente se empujan sin trozo de pan; dijeron que era hija del desprecio, de esclavas, de amargas noches de cama entre soldados y cuerpos cobrizos; dijeron que era una mártir —estaban, están equivocados—, luego le dieron algo de espejos y algo de carne de cerdo, algo de nuevos nombres y nuevos apellidos; le enseñaron el uso de la rueda (ya conocía el cero); casi la mata la fiebre. Y de cada golpe ha salido más fuerte. Como el poema, América es una dura cicatriz en el cuerpo.

--------------------------

La Hispaniola. Como si fuera la primera tierra. Que es. Y en ese recuerdo cupieran ya todas las noches de América. Rastro. El ron mantiene a los hombres embrutecidos, me digo. Mi abuela reza con el vaso de vodka junto, orar es mentirse a uno mismo, me dice, pero conforta el alma. Como el destilado de oro falso. Nacimiento. Como cadalso al que se entrega uno con la boca abierta, deseosa de alimento naufrago. Montar la oveja, me digo. Ahora los tenis Ducati, el floro que trae de gracia una hembra ke buena, las cadenas de oro al cuello, la camisa fina, la marca atrapando al cuerpo, gritando proveniencia. América se hunde, y nadie se ha dado cuenta. La otra América le ha chupado el seso.

--------------------------

Dame un tostado. Una jerga que mantenga las cuerdas vocales de mi lengua. Quiero un trapecio. Flotar en él. Quiero la astucia que da la cafeína. Sumergirse en. La otra tierra. Galones enteros. Miles de litros de sangre. Quiénes eran y quiénes son. Todos situados sobre una cuerda. Precipicio. Desde las ruinas de la lengua una tesitura arrogante. Hay una franja de tierra sin nombre. En el fondo de la taza, me dice una gitana en el Parque Forestal, hay una imagen: hombre que aún recuerda a su hija. Detente, la otra tierra y ese perfil masculino que apenas resulta de las sombras. Serbia era cobijo —Atlántico— hoy es un lago. Idea del lago.

--------------------------

De la tumba una flor. Plástico decolorado, tierra. Grobnica-París. De Europa sembradío nucas cisternas donde guardar vestigios. Neblina y carbón. Heno y draga, flotantes. Antes del roce sargazos, reflujo luminoso de rostros. Toda la familia astillada. Óleo de museo. Cementerio y nicho para ahondar en el nervio. Cauce púrpura, plantación de cuerpos en otros cuerpos. Cauterio. Atravesar el bosque: mucha fe en los labios. Ni el uniforme salva. Allá, en el Golfo de México, secretan zumbantes las aves. Caverna o cardo. Mar gasa, llave al pliegue. La superficie del agua recuerda a los muertos. —Desvanecerse, entre las arrugas de cada pliegue de la madre. Contenga el aire. Pulmón. Respire profundo. ¿Siente dolor? ¿Siente aquí, sí justo aquí? Es el miedo atrapado. Es América atada en cada corva. Astilla, flor recogida en Kalemegdan. Y en cada esquina la imagen de un jardín hecho de voces.

--------------------------

Los platos vacíos. En el fondo, el campo de gravedad es el tono. El azul. No azul sino provincia y rastro, donde hemos dejado —Eleonora flotante a la mirada. Cielo. La mirada hace la patria. Su país se le ensancha se le gesta se le encima. América no es orquídea ni animal o pariente. Tersa era la voz de la abuela. América deambula entre franjas. Acarrea agua sucia. Retoña entre la mierda. América madre. América padre. Ofrenda algo. Ofrenda algo de cuerpo a la Pachamama. Entra a esta tierra y hazte un orificio en la lengua. Forma y pasaje en el sermón de las piedras. Nudo ciego entre ríos. Cordillera. Tu piel —Atacama & Sonora, es concentración, vueltas en círculo, cartografía y nudos. Siglo.


* Fragmento tomado del libro Tiento (UANL, 2010).

16.11.11

STEVE JOBS EN CALIGRAMAS: HOMENAJE AL DESAPARECIDO GENIO DEL “APPLE”


Hace poco cumplió un mes la partida a la eternidad de Steve Jobs, quien murió víctima de cáncer a páncreas. Los homenajes aparecen en distintas partes del mundo. No sólo se publican biografías sino también poesías.

El poeta peruano Rodolfo Rojas Villanueva (de la comunidad de San Miguel de Cuchis, distrito de Vilcabamba, provincia Daniel A. Carrión, región Pasco), además activista ecológico de Patria Verde de la región de Pasco, creó tres caligramas en homenaje a Steve Jobs: dos en el mordisco del logo de Apple y otro en el rostro del creador de iPhone, iPod y iPad.

Las creaciones artísticas están siendo publicadas en República Dominicana, México, Bolivia, Honduras, Venezuela, Chile, España y otros, vías Internet. También, hace poco el Diario El Peruano lo publicó.

En uno de los caligramas podemos leer: “Prisionero de tu sueño ‘Apple’ / Tu sacrificio abrió la puerta al siglo veintiuno: el iPod, el iPhone y la iPad / Ayer cerraste tus ojos y hoy los abres por los cuales ya percibimos un mundo celeste”.

En otro: “Hombre de la manzana terrestre ‘Apple’ / del tiempo limitado e ilimitado. Esta mañana, / cuando no estás al lado de tus amigos, / el mundo lleva flores a tu eterno sueño, […]”

Sobre la composición, el poeta pasqueño señaló: “Escribí los caligramas porque Steve es ejemplo de coraje, el cual nos anima a vivir la propia vida, de persistir en nuestros sueños para despertar con una realidad al que soñamos antes”.

11.11.11

LA POESÍA DE LUIS GARCÍA MONTERO


Por Harold Alvarado Tenorio

La Jornada de Puebla publica, para ilustración de sus numerosos lectores en la península ibérica, un compendio de sustanciosas, pero cortas, disertaciones de Joaquín Sabina, Octavio Paz [q.e.p.d.], Marco Antonio Campos, Juan Manuel Roca, Piedad Bonnet, Juan Gelman, Rafael Alberti [q.e.p.d.], sobre la obra del andaluz profesional Luis García Montero (Granada, 1958), candidato al Premio Nobel, Ciudad de Granada y Cervantes.

Luis García Montero militante del Partido Comunista Español y candidato permanente a algún cargo público por Izquierda Unida, aficionado a las carreras de caballos de sangre árabe, ha ganado enorme prestigio como poeta desde el día que su hermano Juan García Montero, militante del Partido Popular y católico practicante partidario que la religión incida en todos los aspectos de la vida cotidiana [Ver vínculo], se hiciera con los cargos de Teniente Alcalde, Concejal de Cultura y Delegado del municipio a la Televisión Granadina, controlando la colección Visor de Poesía [que ha publicado, sin derechos de autor, más de 200 líricos americanos], el Festival de Poesía de Granada, el Granada Hay Festival, los Premios García Lorca, Casa de América y Ciudad de Granada o la Residencia de Estudiantes de Madrid donde han colocado a su primo hermano Juan Muñoz.

Luis García Montero ha recibido numerosas coronas literarias [Premio Federico García Lorca, Loewe, Adonáis, Nacional de Poesía, Nacional de la Crítica] gracias a sus generosidades con prestigiosos vates, envejecidos o enfermos, en trance de crear alguna fundación o dejar alguna fortuna en derechos de autor, digamos Blas de Otero, Rafael Alberti, Jaime Gil de Biedma, Angel Gonzalez, pero fue condenado por la justicia a pagar a uno de sus colegas en la Universidad de Granada una indemnización de 3000 euros y una multa de otros 1800 por proferir insultos desde El País de Madrid contra el catedrático, mientras la esposa de Ángel González acaba de acusarle de deslealtad con la memoria de su marido y de pretender arrebatarle su herencia como viuda.

La Jornada publica para vergüenza de este relacionista del verso párrafos del cantante Joaquín Sabina [“Cómo no voy a quererlo si me sacó de una nube negrísima con el viejo paraguas cómplice de la amistad y la poesía”], un cumplido de Octavio Paz [“Habitaciones separadas, es la obra de un joven poeta, pero ya importante.”]; la cancelación de una letra de banco por Marco Antonio Campos [director de Difusión Cultural y la Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México, Premio Casa de América, Premio Diana Toscano, Premio Xavier Villaurrutia, Medalla Pablo Neruda]; otro pago de otra letra muy protestada por Juan Manuel Roca [Premio Eduardo Cote Lamus, Universidad de Antioquia, Casa de las Américas, Casa de América]; un extenso elogio [“La poesía de Luis García Montero quizá sea nostálgica pero no romántica. Su lenguaje es sencillo pero no simple”] de Dario Jaramillo Agudelo firmado por su carnala Piedad Bonnet, capaz de sacrificar un crío para salir en un diario, invitados permanentes de las festividades patronales de todos los pueblos andaluces; otro cumplido [“A este poeta andaluz, los ríos de Granada, le hicieron la boca”] de Juan Gelman [Premio Boris Vian, Nacional de Poesía, Juan Rulfo, Pablo Neruda, Reina Sofía, Cervantes] y por último una picardía de Rafael Alberti [“Suelo sentir algún temor de los poetas profesores, de ésos que diariamente son obligados a dictar clases a sus alumnos. A Luis García Montero no lo conozco en ese trance, ni me lo imagino”.]

Creador junto a una de sus réplicas más costosas, un tal Álvaro Salvador, y del intrigante Benjamín Prado y otros golem de la Poesía de la Experiencia, su obra se caracteriza por un extendido biografíame, teatral o seudo novelado, donde el personaje que habla cuenta recuerdos o deseos, acerca de la cual Gil de Biedma manifestó:

“Es lamentable, eso no existía en mi juventud. Nosotros no aspirábamos al éxito social con la poesía, era otra cosa. El mundo editorial ha cambiado la condición de los poetas, hoy es posible ganar fama y fortuna y seguir siendo muy mal poeta, hay cientos de premios, de concursos, de verdaderas canonjías, que terminan por fomentar gildas poéticas, camarillas mafiosas…Y ciertamente es una vergüenza que haya tanto admirador suelto por allí. Al principio me halagaba oír que me citaban por la radio o alguien se acordaba de un poema o una línea mía, pero una cosa es la gente o el lector común y otra el gremio de los poetas y los escritores profesionales, aduladores de oficio…”.

A lo que hay que agregar estas opiniones de Addison de Witt, en Crítica de poesía quien opina que:

“Es posible que en toda la historia de la poesía española no haya otro vate con mayor poder que García Montero. Apenas comparable con el que ejercía durante el franquismo el secretario del tirano y su primo hermano, mejor conocido como Pacón, que sometió desde su oficina del Pardo a todo cuanto poeta quería figurar en las comitivas hispanoamericanas de entonces. García Montero codirige la colección pija de una de las tres editoriales de poesía más grandes del mundo, controla el 90% de los grandes premios económicos y los festivales de poesía más importantes de España, maneja a su antojo los medios de comunicación de izquierdas y derechas, es junto al déspota Chus Visor un Virrey de la Nueva España en América Latina, con su grandísimo mercado atizado por ministros y gobernantes corruptos de bancos centrales hispanófilos, mientras cientos de pobres poetas acuden de rodillas y en romería a su regazo, estableciendo un criterio estilístico del cual no se pueden salir sus incondicionales y cierra las puertas con candado a quienes no se postran ante él… Y por supuesto tiene en su contorno un grupo de pelotas nutrido y considerable que deben alabar todos sus versos a cambio de las babas de la efímera gloria. Jamás un mediocre ha sido tan poderoso y a la vez tan peligroso para la poesía (en cuanto a su capacidad para fomentar la endogamia). Cualquier posible lector que llegue a la poesía contemporánea a través de García Montero, pensando que debe ser el mejor poeta del globo terráqueo dada la inflamación mediática, se dará de bruces con libros que alejan para siempre al lector y al poeta. Una “poesía” monótona, aburridora, carente de hondura lírica, con textos interminables, ahítos de ombliguismo, tedio y una ausencia de autocrítica que revela la incapacidad de un avivato para reconocer su enorme fracaso literario”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...